Edición Impresa

Y ahora... el fraude de los ingenuos y un muñeco de ventrílocuo

Escucha esta nota aquí

A decir del abogado/ministro de justicia Iván Lima Magne, la OEA pudo demostrar “las acciones deliberadas que buscaron manipular el resultado de la elección; las acciones dolosas que tuvieron la intención de afectar el transcurso del proceso electoral según lo planificado de manera oficial”(1), porque en ese Organismo internacional se aprovecharon de la ingenuidad de Evo Morales.

Esa la argumentación del abogado/ministro para justificar el porqué del informe: la ingenuidad de Morales, de García Linera, de Pary, de Héctor Arce Zaconeta, estos últimos dos, seguramente más ingenuos que los primeros porque fueron a EEUU a “ofrecer y comprometer” la Auditoría y su carácter “vinculante” con lo que de la misma se concluya para definir el qué se iba a hacer.

A partir de la ingenuidad de los fraudulentos, Lima Magne (que supo ser un respetado opinador en medios por una coherencia de la que se debe haber despojado en la puerta de la casa Grande el día que lo posesionaron) desafió a los parlamentarios opositores a que presenten “una sola acta” duplicada y otras barbaridades que, supuestamente debían “acompañar” en sus argumentaciones quienes, en el parlamento, defendían el resultado de la OEA”, olvidando sus clases universitarias donde le deben haber enseñado que si alguien debe destruir, lo dicho por la OEA, debió ser el equipo fraudulento que trajo a los mejicanos por allá por agosto del 2019 y los metieron al TSE para que hagan y deshagan a “piacere”; para eso nombraron a Arce, dijo en un momento, para ir a demostrar que nunca hubo fraude, lo que quiere decir que hasta que no pruebe Arce que no hubo fraude, quedamos en que hubo fraude nomás.

Porque hubo fraude demostrado por la OEA, Evo Morales destituyó a todo el directorio del TSE y se mostró dispuesto a llamar a otras elecciones. ¡Vaya ingenuidad la de Morales!, actuar en consecuencia con la palabrita “vinculatorio”, a la que le tenían miedo, porque sabían de lo que se trataba, pero accedieron que así sea, a fin de “ganar tiempo para arreglar la política interna si acaso les era posible” y no fue.

El “ingenuo” y su acompañante (García Linera” desafiaron al menos en 5 oportunidades a la oposición a que acepten que la OEA haga la Auditoría; el gobierno del fraude era el único que apostaba a ella.... y así les fue... aunque hay que reconocer que la primera reacción de Morales fue coherente, despachar (destituir) al directorio del TSE (siempre fueron desechables) y convocar a nuevas elecciones; lo demás vino después, el armado del relato llegó tras la huida. Antes de ella, se dedicaron a vaciar el aparato institucional estatal con renuncias por montones, tratando de generar un vacío que les permita empujar a que algunos militares (que no habían aceptado salir a la calle sin un decreto que los libere de responsabilidades penales) hagan su “aparición patriótica” para evitar que “la patria” caiga en la anomia. Lo demás, es historia conocida.

Lima Magne es también desechable, es Ministro de Justicia, el peor de los ministerios en un país que no tiene un sistema de Justicia como el que los ciudadanos aspiran tener; aparentemente lo trajeron para eso y fracasó estrepitosamente y, como dice la oposición, decidió ser “el abogado del fraude”, haciendo un papel lamentable en su exposición, porque seguramente ni él mismo sabía o entendía qué era lo que estaba diciendo.

En fin, me queda lo de la ingenuidad, como la de don Jorge Richter que casi agradece a Camacho y a las plataformas de la protesta contra el fraude porque gracias a ello se “potenció el liderazgo de Luis Arce y Choquehuanca”, lo que vienen a significar que el fraude le dio a Arce lo que él mismo no iba a lograr nunca por su cuenta, aunque... y aquí viene la “ingenuidad” del portavoz, a quien si el presidente Arce “no lo saca de un carajazo de la pega” será una muestra de su falta de carácter porque no le puede aceptar que haya dicho “que en que en Bolivia gobierna un triunvirato compuesto por Evo Morales, Luis Arce y David Choquehuanca” ¡! (Programa No Mentirás, conversación con Jimena Antelo, miércoles o jueves de la semana que termina)

O sea, ¿Arce Catacora es nomás, aquello que afirmé más de una vez en SIN COMPOSTURA: el muñeco de ventrílocuo de Evo Morales? Peor no podíamos estar! Si hay “triunvirato” queda claro que Morales le tiene la mano metida por algún lado al presidente y le mueve la boca pero quien habla, en realidad, es él; habrá que ver si se hará cargo del pésimo manejo de la pandemia y de la economía

Y le doy valor a lo dicho por Richter porque es el portavoz de Arce, eso significa que habla por él, por decisión del propio Arce.

Y me pregunto: ¿a ese nivel de humillación se somete Arce Catacora por “seguir siendo presidente”? permitiendo que “su portavoz” lo presente como un papanatas sin carácter que hace lo que un Morales, sin ideas y reducido a la radio chapareña como única posibilidad de que lo escuchen por las redes sociales, quiera?

Me queda claro que estamos nomás en el desarrollo del Kutipuy de Morales, el tema es si Arce tendrá, con tanto enemigo adentro, el valor y temple para enfrentarlo.

(1) en el texto del Análisis de Integridad Electoral –Elecciones Generales en el estado Plurinacional de Bolivia . 20 de octubre 2020. INFORME FINAL.

Comentarios