Escucha esta nota aquí

Alaín Niño de Guzmán Montero es un futbolista de 18 años (24-01-2003), que debutó este año en el profesionalismo. Juega como extremo izquierdo, es hábil y veloz, pero también tiene olfato goleador, por esa razón se tiene fe y confía en que muy pronto comenzará a marcar goles que serán de mucha utilidad para Oriente Petrolero.

“Eso es lo que quiero hacer, lo he intentado contra el Tigre y ante Independiente, pero no se pudo. Yo sé que en uno de estos partidos se va a dar y no voy a parar”, expresó el jugador cruceño.

Niño de Guzmán ingresó en el segundo tiempo contra The Strongest y en el siguiente cotejo fue titular ante Independiente, ahora apunta a no salir del onceno inicial para el compromiso del próximo domingo contra Wilstermann, que será el primero en condición de local.

Ante Wilstermann vamos a salir a buscar la victoria y estamos seguros que lo vamos  a lograr”, manifestó el joven futbolista.

Reconoce que puede cumplir en diferentes posiciones. “Soy extremo por izquierda, me caracterizo por ser rápido, me gusta también jugar al medio como enganche, pero me siento cómodo donde me ponga el profe (Erwin Sánchez).

Lleva el mismo nombre de su padre (Alaín Niño de Guzmán Acosta), quien jugó en diferentes equipos profesionales del país, entre ellos Oriente y Blooming, además de haber llegado a la selección nacional.

Muy contento por todo, porque mi papá pasó por muchas cosas igual y todo lo que pasó me lo transmite a mí. Contento y feliz por defender los colores de Oriente”, finalizó.

Comentarios