Escucha esta nota aquí

Oriente Petrolero frenó en seco la escalada de Always Ready hacia la punta del torneo Apertura de la División Profesional, al derrotarlo este martes por 2-0 en el estadio Ramón ‘Tahuichi’ Aguilera. 

El resultado negativo para los de la banda roja dirigidos por el argentino Omar Assad, depositó un liderazgo solitario en manos de Bolívar que, en la misma jornada, goleó (4-0) a Real Santa Cruz en su feudo de Miraflores. El cambio de fecha a fecha en la parte alta de las posiciones, le concede un desenlace tan apasionante como impredecible a la recta final del campeonato.

 El triunfo albiverde fue merecido y se concretó en los primeros minutos del segundo periodo donde el equipo de Erwin Sánchez, en base a una generosa entrega, tuvo su mejor ciclo, aunque en el arranque, un poste del arco de Vaca, una de las figuras, devolvió un zurdazo de Ramallo que pudo haber cambiado la historia del encuentro

Con una mejor administración de la pelota bajo la batuta del talentoso Galindo, bien secundado por Enoumbá, Sanguinetti y Adrián, la visita inclinó las acciones en su favor pero no tuvo suficiente profundidad en el ataque. 

A los 17’, un remate de media distancia de su conductor Galindo y que contuvo en dos tiempos Vaca a los pies de Ramallo, fue la mejor opción de los ‘millonarios’ paceños mientras que pasada la media hora de juego con dominio alternado, Alexis Ribera probó desde lejos y un manotazo de Lampe desvió la pelota sobre el horizontal.

Volviendo del descanso, superado el susto por el pelotazo de Ramallo en un vertical cuando Vaca nada tenía que hacer, Oriente tenía pólvora seca para marcar en dos llegadas a fondo y casi calcadas por uno de los flancos de su ataque. 

Transcurridos los 56’, el argentino Norberto Palmieri, de notable desdoblamiento entre defensa y ataque, llegó a tiempo para impulsar con destino de red una pelota manoteada desesperadamente por Lampe y que había metido en centro rasante Salvatierra, tras un gran desborde. 

Tres minutos después, cuando Always Ready no había terminado de digerir la conquista de su rival, puso su cuota el goleador interminable, José Alfredo Castillo. La jugada fue iniciada por Santos Navarro proyectado por la izquierda y culminó con un preciso centro que el Negro, anticipándose a su marca, conectó de cabeza junto a un poste. Lampe se estiró cuan largo es pero no pudo evitar la segunda caída de su valla.

La eficaz gestión ofensiva de Oriente se correspondió con la firmeza de su línea defensiva cuestionada por su fragilidad en otras jornadas poco felices para el albiverde. 

Esta vez, capitaneada por Franco, la zaga orientista se plantó con solvencia y le cerró los caminos hacia Vaca a los afanes ofensivos de Always que recurrió a Marcos Ovejero y al ‘menona’ Saucedo para la búsqueda del gol y remontar el resultado adverso. No lo consiguió y quedó postergada su pretensión de encumbrarse en el Apertura. Oriente tiene buenos motivos para la celebración. Le ganó bien y mejoró su rendimiento frente a un rival exigente.


Comentarios