Escucha esta nota aquí

El futbolista Rodrigo Rodríguez se recupera en una clínica local luego del grave accidente de tránsito que sufrió el miércoles pasado en inmediaciones de la radial 10 (sexto anillo), cuando en su vehículo se dirigía a la casa de un amigo.

Según contó Rodríguez, el lamentable hecho se registró aproximadamente a las 16:00 del miércoles, justo cuando desaceleró para pasar un rompemuelles. En ese lapso su auto recibió un fuerte golpe en la parte trasera, provocado por un motorizado que conducía un militar.

Por la fuerza de la colisión, el mediocampista debió ser trasladado de inmediato a un centro de salud cercano (clínica Figueroa) para ser atendido, pues presentaba fuertes dolores de espalda, cuello, columna y rodillas.

“Había llegado de entrenar y como tenía que ir a Cotoca para atender un asunto personal decidió dejarlo a mi hijo (Miqueas, de 5 años) en la casa con un familiar. Después se dio el accidente, cuando se dirigía a la casa de su amigo que lo iba a acompañar en el viaje”, dijo su esposa, María Teresa Suárez.

Rodríguez, de 30 años, jugó hasta fines del año pasado en Real Santa Cruz. Oriente Petrolero era el dueño de su ficha, por lo tanto mantenía vínculo con el club refinero, pero a comienzo de la presente temporada por mutuo acuerdo logró la rescisión de su contrato, ya que su representante, Darlin Escobar, le había conseguido la oferta de un club mexicano.

“Justo me pasa esto. Lamentable, pero tengo fe que pronto estaré bien para poder hacer realidad mi sueño de jugar en el exterior”, dijo Rodríguez, quien este viernes estaba a la espera que el causante del accidente le cubra los gastos de un estudio médico completo para confirmar que no tendrá secuela de los golpes sufridos.