Escucha esta nota aquí

Estaba feliz y no era para menos. Henry Vaca fue la figura del clásico cruceño, que ganó Oriente Petrolero por 3-0. Fue desequilibrante y aportó con un gol que selló la goleada. Al final del encuentro era uno de los más alegres en el vestuario albiverde.

“Cumplí uno de mis sueños, fue mi primer clásico y con un gol”, fue lo primero que dijo el volante ofensivo, que nació en Santa Cruz hace 23 años.

El aporte de Vaca fue fundamental para Oriente Petrolero, porque además de generar jugadas de peligro convirtió el tercer tanto albiverde en los minutos de descuento. El segundo, que fue un autogol de Rioja, también la generó el hábil mediocampista tras una escapada, de las muchas que hizo en el partido.

“El segundo gol me queda dudas que sea mío, pero el tercero lo fue… Fue un partido muy bueno, gané mucho en el mano a mano y estoy contento por la victoria, Oriente fue superior en los 90 minutos”, explicó.

En el momento de alegría no se olvidó de los suyos, pues el triunfo lo dedicó principalmente a su familia, que lo apoya en su carrera.

Se lo dedico a mi familia, a mi bebé que lo amo mucho, y a todos los hinchas orientistas que nos han apoyado en las buenas y en las malas”, subrayó la figura del clásico cruceño.

Comentarios