Escucha esta nota aquí

La lesión que el defensor Leonardo Urapuca provocó este domingo en el clásico cruceño al delantero Juan Carlos Montenegro no solo dejó a Blooming con un jugador menos por su expulsión sino que pudo protagonizar un hecho que afortunadamente no pasó a mayores.

La falta ocurrió cuando se jugaba el minuto 4 del segundo tiempo. Montenegro encaró hacía el arco de Peñarrieta y tras su remate sufrió la arremetida del fornido zaguero, que no midió consecuencias al golpear a su rival, por la que incluso ni sus compañeros reclamaron cuando vieron que el árbitro sacó la tarjeta roja.

En Oriente informaron que afortunadamente la herida del jugador no es profunda, pero si sufrió un corte cerca del ojo derecho de aproximadamente cinco centímetros. Pudo ser peor. Además, esta lesión originó que el borjano deje la cancha y sea reemplazado por José Castillo.

Este hecho hizo recordar lo que este mismo defensor protagonizó en mayo del año pasado, cuando por una fuerte entrada el volante Matheo Zoch, jugador de Royal Pari, sufrió una fractura de tibia y peroné en una de sus piernas.