Escucha esta nota aquí

“No hemos recibido nada (formal)”, dijo el vicepresidente de Oriente Petrolero, Álvaro Velasco, ante el supuesto interés que existe por el delantero Carmelo Algarañaz para que milite en el Shanghái Greenland Shenhua de la Superliga China. Mientras,  el futbolista espera que en las próximas horas se concrete la negociación para cumplir uno de sus sueños: militar en un club del exterior.

Velasco remarcó que Oriente tendría que recibir un ofrecimiento formal para decidir si en estos momentos es conveniente dejar ir a Algarañaz, pues tiene contrato hasta diciembre. 

Además, el primer equipo refinero se ha quedado sin varios de sus refuerzos extranjeros como Óscar Salinas, Jaime Carreño y Juan Diego Gutiérrez que dejaron el club debido a la paralización del torneo de la División Profesional por causa de la pandemia.

“Esperamos la propuesta para analizarla, hemos perdido algunos delanteros y no sabemos cuándo ni cómo se reiniciará el fútbol en el país. También necesitamos saber si el jugador tiene algo conversado,” agregó Velasco.

“Lo tomo como un reto y un sueño que se puede cumplir”.

Algarañaz le contó a DIEZ que el interés surgió de un empresario que le comentó sobre la posibilidad de alistarse en el club asiático, previa consulta con un exdirector técnico que lo dirigió. 

Una vez lo contactaron, encomendó a su representante Rodrigo Osorio para que pueda regularizar la oferta, a través de Oriente Petrolero por la relación contractual que todavía mantiene con el club. La buena campaña que hizo Algarañaz mientras jugó Always Ready fue clave para despertar interés en su concurso desde el exterior.

“Me dijeron que las negociaciones estaban avanzadas, aunque desconozco si llegó la oferta al club. Si es que logra concretarse, será bienvenido, caso contrario cumpliré con mi contrato en Oriente como debe ser”, afirmó el futbolista.

Algarañaz solo disputó dos partidos del torneo Apertura ya que presentó una lesión que lo dejó alejado de las canchas por cuarenta días y volvió a entrenarse una semana antes de la declaratoria de cuarentena en el país. “Lo tomo como un reto y un sueño que se puede cumplir porque podría demostrar que puedo jugar fuera de Bolivia”, añadió.