Escucha esta nota aquí

Oriente Petrolero formalizó este lunes su reclamo ante el Tribunal de Disciplina Deportiva de la Federación Boliviana de Fútbol al considerar injusta la expulsión del volante uruguayo Hugo Dorrego en el partido que los refineros disputaron el domingo en Cochabamba ante Wilstermann.

La dirigencia refinera pide en su impugnación que se levante la tarjeta roja, que el árbitro orureño Álvaro Campos le sacó al mediocampista charrúa, autor del gol del triunfo, en el minuto 92.

El argumento de Oriente es que Campos cometió un error al sacarle la segunda tarjeta amarilla cuando el jugador le reclamó, previo a la ejecución de un tiro libre, que la barrera no cumplía con los nueve pasos exigidos. Para los albiverdes, Dorrego hizo lo correcto y el equivocado fue el árbitro que no observó la irregularidad.

Oriente espera que el tribunal evalúe bien el caso, pues entienden que hay antecedentes de impugnaciones por casos similares.

Los albiverdes se alistan para recibir el domingo a Palmaflor por la fecha 19 del campeonato.



Comentarios