Escucha esta nota aquí

Con una temporada de fútbol incierta por el Covid-19, en Oriente Petrolero aseguran que se encuentran con las manos atadas en varias decisiones que debe tomar el club, entre ellas la contratación de refuerzos, un tema que tiene preocupados a los hinchas. “No podemos contratar jugadores, si no se sabe la fecha de reinicio de la temporada y tampoco está definido si se abrirá el libro de pases”, explicó Sergio Galarza, gerente deportivo del club albiverde.

El exarquero sostuvo que, pese a que el periodo corto de habilitaciones ya está en marcha desde el 18 de agosto y se cerrará el 12 de septiembre, aún no se modificó la convocatoria. La enmienda tiene que ser aprobada por unanimidad por los 14 clubes para inscribir nuevos jugadores en el Apertura, si se determina que se continúe disputando (por el momento no se puede abrir el libro de pases dos veces en un mismo torneo). “Oriente no puede contratar jugadores y pagarles sueldos sin que jueguen. Tiene que haber certezas para traer refuerzos”, sostuvo.

Debido a la falta de definición de la fecha de reinicio del fútbol, tampoco se sabe cuándo se comenzará la concentración del plantel, que ya cumplió su tercera semana de trabajo. Desde el lunes se pondrán en marcha los trabajos en grupos de a cinco, luego de haber terminado la etapa de entrenar en solitario y progresivamente de dos en dos. 

Los verdolagas solo cuentan con tres extranjeros en el plantel después de la partida a medio año del peruano Juan Diego Gutiérrez y de los chilenos Jaime Carreño y Óscar Salinas. Los foráneos que se quedaron son los argentinos Norberto Palmieri y Daniel Franco, y el mexicano Marco Bueno.

Oriente quedó en el puesto 12 del Apertura (13 puntos, en 12 fechas disputadas), y por ello necesita mejorar su ubicación para apostar a quedarse con un premio internacional: Libertadores o Sudamericana.