Escucha esta nota aquí

La directiva de Oriente Petrolero quiere ganarle tiempo al tiempo. Con la esperanza de que en los próximos días el Gobierno, mediante la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), le confirme la fecha del retorno a los entrenamientos para después encarar la reanudación de la temporada, el club inició gestiones para que los argentinos Daniel Franco, Norberto Palmieri y el mexicano Marco Bueno puedan retornar al país.

Javier Silva, coordinador de la logística del club, informó que a partir del próximo 31 de julio tendrán más claro el panorama sobre el regreso de los jugadores extranjeros, tomando en cuenta que en esa fecha podrían conocer acerca de la apertura de los aeropuertos en el país como también de Argentina y México.

“Estamos pendiente de los vuelos solidarios que pueden darse en la próxima semana”, dijo Silva.

De los seis extranjeros que Oriente contaba en su plantilla se quedó solo con Franco, Palmieri y Bueno. Los chilenos Jaime Carreño, Óscar Salinas y el peruano Juan Diego Gutiérrez decidieron rescindir sus contratos para regresar a sus respectivos países.

El plantel que dirige el argentino Pablo ‘Vitamina Sánchez cuenta por ahora con 30 jugadores, incluidos Mario Cuellar, Carmelo Algarañaz, Brayan Calderón y Gustavo Olguín, quienes durante esta etapa de la cuarentena se recuperaron de sendas lesiones.

El club no podrá fichar nuevos jugadores, especialmente extranjeros para cubrir los tres cupos que le quedan, debido a que se prevé que hasta diciembre solo se juegue un torneo de los dos programados en el calendario de la temporada. (28 JUL 2020)