Escucha esta nota aquí

En algunos equipos de la División Profesional es una tradición tusar a los jugadores que están presentes en su primer partido en el equipo, de suplente o titular. En el clásico del domingo cuatro integrantes del banco de suplentes de Oriente fueron bautizados y por ello aparecieron con cortes de cabello poco convencionales.

Los afectados fueron José Briceño y Alain Niño de Guzmán, que ya tienen contrato firmado con el club y que provienen de las divisiones menores. Los otros dos son Sebastián Álvarez y Alexis Pizarro, que llegaron hace tres semanas al plantel y que vienen de la academia Tahuichi. Estos últimos están cumpliendo un periodo de prueba.

El volante ofensivo o enganche, Briceño, tuvo sus primeros minutos en el clásico del fin de semana pasado, que acabó con triunfo de Blooming (2-1), partido correspondiente a la ida de la Copa Santa Cruz, y que tendrá su vuelta el domingo (16:00). El volante Niño de Guzmán también jugó algunos minutos del encuentro.

Álvarez, que es defensor, y Pizarro, que se desempeña de volante, estuvieron en el banco de suplentes y no jugaron aún, pero esperan que el domingo tengan chance de demostrar que tienen condiciones de ser útiles en el primer equipo albiverde. Si lo logran superarán el periodo de prueba que están pasando. De firmar contrato cumplirán con uno de sus sueños.

Da la casualidad que los cuatros tienen la misma edad, 18 años. “Son parte de Oriente y la idea es que sigan en ese camino”, sostuvo Sergio Galarza, director deportivo del club verdolaga y exarquero de varios equipos del país, entre ellos Oriente y Blooming.