Escucha esta nota aquí

El presidente de Oriente Petrolero, Ronald Raldes, cada vez se queda más solo. Hace un día, el vicepresidente de Captación y Control de Socios de Oriente Petrolero, José Acouri, renunció a su cargo porque se sintió excluido y cree que el exdefensor de la selección nacional no confía en los dirigentes. “Tenemos una visión diferente”, expresó a DIEZ.

Acouri aseguró que redactó su carta después de conocer –el 22 de agosto- que Milton Chávez (vicepresidente de Administración y Finanzas) dio un paso al costado. Lo excluyó de las reuniones y no le volvió contestar las llamadas telefónicas. “Ronald decidió trabajar así, solo con sus personas de su confianza, exjugadores. Tenía permanente reuniones con Captación de Socios y no me tomaban en cuenta”, dijo.

El exdirigente recibió una llamada de atención por iniciar una campaña para recaudar fondos, que tenían como destino la contratación de refuerzos. “No era un funcionario, sino un dirigente. La actividad se manejó con transparencia y se mantuvo al tanto a los socios sobre la recaudación. Ahí está el dinero (más de Bs 206.000), a disposición del club”, agregó Acouri.

La falta de liderazgo de Raldes para trabajar en equipo es el argumento más importante de Acouri para tomar esta decisión. En su momento, Chávez expuso lo mismo. Además, coinciden en que no han sido convocados a una reunión de directorio desde mayo de este año.

Según Acouri, la mayoría de los integrantes del directorio decidieron que un futbolista sea alejado del club; sin embargo, Raldes decidió renovarle el contrato. “Seguro tuvo sus razones, pero nosotros no encontramos la lógica de seguir pagando un sueldo a una persona que no cumple con las exigencias deportivas”, reveló el dirigente, sin mencionar el nombre del apuntado.

DIEZ intentó comunicarse con Raldes para conocer su posición, pero la llamada no fue contestada. Luego se dejó un audio vía WhatsApp que fue escuchado sin dar una respuesta.