Escucha esta nota aquí

Algunos dirán que es  realista y otros que es pesimista. El defensor de Oriente Petrolero, Wilfredo Soleto, cree que el torneo de la División Profesional estará paralizado por un buen tiempo debido a los conflictos dirigenciales de nunca acabar en el fútbol boliviano.

El equipo refinero debe jugar con Guabirá por la octava fecha y luego, en la novena, con su clásico rival, Blooming. Ante la proximidad de la séptima y octava fecha de las eliminatorias mundialistas y luego la Copa América, Soleto piensa que esos encuentros no se jugarán antes.

“Creo que no se van a dar ninguno de los dos partidos, pero nosotros tenemos que trabajar de la mejor manera, porque se viene un receso largo”, dijo el defensor.

Soleto no jugó la pasada fecha ante Real Potosí debido a que había sido expulsado contra Royal Pari. Al tratarse de una roja por doble amonestación amarilla, está habilitado para volver a ser tomado en cuenta en la próxima fecha.

Comentarios