Escucha esta nota aquí

Lo peor ya pasó. Wilfredo Soleto, defensor de Oriente Petrolero, no entrenó este jueves por la mañana con el resto de sus compañeros tras el retorno de La Paz. El médico del plantel, Jeus Salvatierra, y el entrenador del equipo, Pablo ‘Vitamina’ Sánchez consideraron que lo mejor era que descanse, tomando en cuenta la descompensación que sufrió el miércoles en el minuto 53 del partido que el cuadro refinero jugó ante Always Ready, en el estadio municipal de El Alto.

Este hecho conmocionó el mundo futbolero del país por las imágenes que mostró la empresa de televisión que pasa los partidos del campeonato de la División Profesional.

“Fue un momento muy delicado que viví, pero gracias a Dios estamos ya mejor”, dijo el zaguero, de 23 años, cuando habló con DIEZ sobre este lamentable episodio de su carrera.

No fue la primera vez que Soleto jugó en la altura porque ya lo había hecho cuando militó en Destroyers y Sport Boys.

“La falta de oxígeno me fue fatigando; no podía meter aire. Al comienzo del segundo tiempo sentía dificultades para correr, pero después ya no pude seguir y por eso me tiré al piso. No supe, pero según el doctor me desplomé. Fue un susto grave”, contó Soleto y lamentó que este hecho haya preocupado a mucha gente, sobre todo a su familia.

 Por eso, lo mejor fue llegar a mi casa y recibir el abrazo familiar. Ellos son una motivación para seguir adelante en mi carrera”, dijo y destacó también el cariño y la solidaridad de sus compañeros, como también del cuerpo técnico.

Sobre el partido dijo que pese a la presión del rival y de lo complicado que es jugar en El Alto intentaron controlar la pelota para evitar el desgaste. “Por la experiencia que he tenido no hay dudas que es diferente jugar en el estadio Hernando Siles que en el de El Alto”, puntualizó.