Escucha esta nota aquí

La noche del viernes 4 de septiembre ingresaron al país por el paso fronterizo de Pisiga 240 connacionales, que cumplieron condenas por diversos delitos en el vecino país.

Agentes policiales de varias unidades especializadas del Comando Departamental de la Policía de Oruro, fueron trasladados hasta  Pisiga para realizar la verificación de los antecedentes penales de las 240 personas, que fueron expulsadas por las autoridades chilenas.

"Hemos desplazado a 22 agentes policiales con el objetivo de realizar los controles correspondientes de los 240 bolivianos, que fueron expulsados por Chile luego de haber cumplido sus condenas penales, por diferentes tipos de delitos", informó el comandante departamental de la Policía de Oruro, José Miguel Cárdenas.

El jefe policial explicó que los agentes que viajaron hasta Pisiga realizaron la verificación de los antecedentes penales de los ex reos que están retornando al país. 

De acuerdo con la información preliminar que se tiene, varios de los connacionales tienen mandamientos de aprehensión por delitos referidos al tráfico de sustancias controladas e incluso órdenes de arraigo que incumplieron, por lo que los efectivos policiales de la Felcv, Felcc, Felcn e Interpol comprobaron los antecedentes de cada uno de los ciudadanos.

Una vez se concluya con la verificación de los antecedentes, aquellos connacionales con problemas con la justicia en nuestro país quedarán detenidos en las celdas policiales hasta aclarar o reactivar los procesos pendientes.