Escucha esta nota aquí

Hallan los cuerpos de dos hombres que fueron ejecutados con dos disparos en la cabeza cada uno. Aparentemente, fueron asesinado por una tercera persona. El hecho se reportó en una zona inaccesible de Oruro, aproximadamente, a 25 minutos de la ciudad capital.

Un reporte policial da cuenta de que un comunario que pasaba por el lugar, descubrió el macabro escenario e informó del hecho mediante una llamada a la Patrulla 110.

Los cadáveres fueron abandonados en una zona muy difícil de acceder por su accidentada topografía. Para llegar allí, los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas (Iitcup) tuvieron que dirigirse por inmediaciones del pueblo de Cala Cala, exactamente a siete kilómetros sobre la carretera hacia la comunidad de Japo, para luego ingresar caminando hasta el lugar del hallazgo.

Ambos varones estaban descalzos al momento de recibir los disparos, uno de ellos vestía un overol. La verificación externa de los cuerpos estableció que la data de muerte sería entre 24 y 48 horas antes de su hallazgo.

Familiares

Los cuerpos ya fueron identificados plenamente por los familiares, quienes indicaron que ambos eran cuñados, uno de 50 años y el otro con 55, y se dedicaban a la compra y venta de vehículos. La última vez que fueron vistos con vida fue hace 15 días cuando se dirigieron, aparentemente, hacia algún poblado del departamento de La Paz para adquirir un motorizado.

Investigación

El fiscal a cargo de la investigación, Alexander Casanova, explicó a EL DEBER que el caso fue abierto por la comisión del delito de asesinato, tomando en cuenta que los cadáveres fueron hallados la noche del pasado viernes en una zona inaccesible, en inmediaciones del camino que une las comunidades de Cala Cala y Japo. Ambos cuerpos presentaban dos heridas en el cráneo, causadas por los disparos de arma de fuego.

Los peritos del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (Iitcup) efectuarán los trabajos científicos necesarios para recrear la forma, de cómo ambos ciudadanos fueron transportados hasta el lugar para luego ser ejecutados, añadió.

Hipótesis

El fiscal del caso explicó que se tiene dos hipótesis: la primera, que habrían sido víctimas del robo de su vehículo y dinero. Mientras la segunda, no se descarta un posible ajuste de cuentas de algún tipo.

"Ya tenemos los datos de los familiares y vamos a realizar actos investigativos que nos permitan conocer a qué se dedican estas familias. Porque ellos indicaron que fue hace dos semanas cuando ambos fueron vistos con vida y habrían salido de su domicilio para realizar actividades laborales, y que desde esa fecha no se sabía de su paradero. Además, llama la atención el hecho de que nadie alertó a la Policía de su posible desaparición", explicó Alexander Casanova.

Comentarios