Escucha esta nota aquí

Mediante un comunicado de prensa la empresa Amazing Escapes Bolivia SRL, propietaria del hotel Kachi Lodge, un emprendimiento turístico que fue destruido por comunarios de Potosí, denunció que pese a pedir la protección policial, la institución del orden no brindó el auxilio necesario para evitar los actos de violencia que conmocionaron al país.

El viernes, un enfrentamiento en el límite de Oruro y Potosí derivó en la quema de ocho domos, que eran parte de un emprendimiento turístico valuado en más de 500.000 dólares.

A pesar de nuestros pedidos de protección a las autoridades el día anterior, la Policía prácticamente no se hizo presente”, señala parte del comunicado de esta empresa.

Ese día, según la empresa, aproximadamente 200 personas provenientes del departamento de Potosí, llegaron a inmediaciones de Kachi Lodge, ubicado a 5 km de la comunidad de Jirira al norte del Salar de Uyuni.

La operadora sostiene que pese a los intentos de diálogo promovidos por la comunidad de Jirira, Salinas y los funcionarios del Lodge, algunos individuos no identificados y en aparente estado de ebriedad, comenzaron a atacar a la gente y dañar los domos.

Estos hechos continuaron durante toda la noche del jueves, hasta que el viernes por la mañana varios autobuses, provenientes de Potosí, llegaron a inmediaciones de Kachi Lodge, lo que elevó el tamaño de la multitud en muchos centenares de personas.

“Posteriormente y después de un discurso público del Gobernador de Potosí en Kachi Lodge, se reanudaron los ataques y la destrucción del Lodge, destrozando y quemando ocho domos, volcando las plataformas de madera, robando, amenazando y  agrediendo  a  los  miembros  de  la comunidad  de Jirira   y   al   personal      del   Lodge", señala la empresa.

Desde esa compañía aseguraron que se  puso en peligro la vida y la integridad física de los miembros de la comunidad y personal de Kachi Lodge, por la inexplicable ausencia del destacamento de fuerzas del orden prometido desde el día anterior, ayuda que fue solicitada ante la difusión de amenazas en las redes.

Por último, la compañía dijo que  permanece abierta al diálogo. 

"Como víctimas, estamos  esperando propuestas de las autoridades para salir juntos de esta dolorosa situación, obtener resarcimientos, trabajar en un posible futuro y garantizar la protección legal de nuestras operaciones", señalaron.


Comentarios