Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud y Deportes confirmó este martes que el primer caso de hongo negro, asociado al Covid-19 en el país fue tratado con éxito. El afectado es un hombre de 43 años, que fue intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones para evitar que la infección se expanda hasta el cerebro.

La viceministra de Seguros de Salud, Alejandra Hidalgo, explicó que se conformó un equipo multidisciplinario de médicos bolivianos para tratar el caso, luego de que fue confirmado el 22 de julio por un informe patológico. Añadió, que, tras un tratamiento quirúrgico y combinado de medicamentos, el paciente se encuentra estable y se recupera favorablemente.

Sobre el tema, Erwin Rivera Gómez, miembro del grupo multidisciplinario, explicó que tras conocer la sospecha de mucormicosis (también llamado hongo negro) en el país, se revisaron revistas científicas para conocer la situación epidemiológica de esta infección en el mundo y se descubrió que existen cinco factores básicos que la provocan.

Los cinco pilares básicos para desarrollar la enfermedad son ser de sexo masculino (78% de probabilidad), tener diabetes mellitus (85%), padecer de hipertensión arterial sistémica, que se utilicen glucocorticoides (medicamento) y antibióticos de amplio espectro”, detalló el especialista.

Gómez dijo que en todo el mundo solo se detectaron 99 casos de hongo negro asociados al Covid, de los cuales 71 fueron en la India, mientras que en otros países del mundo se registraron en mínimas cantidades, por lo que señaló que esta infección es infrecuente de padecer.

Por su parte, el especialista médico, Julio César Gonzáles, comentó que, en el caso de Bolivia, fue un hombre de 43 años, que reside en Oruro, quien infectó de hongo negro pese a no tener enfermedad de base. Sin embargo, aclaró que el paciente estuvo intubado durante 10 días a causa del Covid-19 y luego fue dado de alta, pero dentro de su recuperación sufrió esta enfermedad.

El 7 de julio el hombre fue trasladado a una clínica de Quillacollo, en Cochabamba, para que le remuevan dos piezas dentales. Las heridas de la operación no cicatrizaron y esto preocupó a los médicos, que ordenaron realizar una exploración endoscópica y tomar una muestra el 17 de julio.

Gonzales indicó que un informe de laboratorio confirmó el 22 de julio que el paciente estaba infectado de hongo negro, por lo que fue tratado de inmediato y se le realizaron dos intervenciones quirúrgicas para extraerle el tejido afectado y evitar que el hongo siga avanzando hasta llegar al cerebro, lo cual hubiese sido fatal.

El especialista médico indicó que el estado de salud del paciente es estable y que está siguiendo un tratamiento que le ayudará a recuperarse de manera rápida. Asimismo, destacó la rápida intervención del equipo multidisciplinario, que logró salvarle la vida al hombre de 43 años.

 

Comentarios