Escucha esta nota aquí

La Fiscalía y distintas unidades policiales de Oruro trabajan de manera conjunta para dar con el paradero de un teniente de la Policía, acusado por el delito de feminicidio en grado de tentativa, tras agredir con puñetazos a su concubina, dejándola gravemente herida.

El hecho se registró el pasado 10 de septiembre en un domicilio ubicado en la calle Junín, entre 6 de Octubre y Potosí, en pleno centro de la capital orureña a unas pocas cuadras del Comando Departamental de Policía. 

El fiscal departamental de Oruro, Iván Azurduy, informó que recién el pasado 11 de septiembre se tomó conocimiento de un posible caso de feminicidio en grado de tentativa, a denuncia de la mujer de 35 años, contra el teniente de 31 años.

La autoridad refirió que el hecho ocurrió la mañana del 10 de septiembre, cuando la mujer discutió con su concubino, quien tras el altercado salió ataviado con su uniforme de reglamento, dejándola encerrada al interior de su habitación

Fue al mediodía que el efectivo policial retornó a la vivienda y tras pensar que su conflicto había pasado, ambos empezaron a consumir bebidas alcohólicas, y luego de varias horas de ingerir alcohol, la riña retornó y se tornó violenta, ya que el hombre atacó con golpes de puño y cinturón. 

La victima, de 35 años y concubina del agresor, intentó escapar de la paliza que su agresor le propinaba, sufriendo una caída por la ventana de la habitación, quedando inconsciente y tendida en el suelo, mientras el agresor simplemente escapaba del lugar. Fueron vecinos de la zona quienes la auxiliaron trasladándola a una clínica privada, apuntó el fiscal Azurduy.

La mujer agredida hizo conocer el certificado médico forense, donde se establece que tiene 50 días de incapacidad médico legal. Además le realizaron la prueba de Covid-19, cuyo resultado dio positivo. Existe una alta probabilidad de que el agresor también este infectado con el coronavirus. 

En principio de forma extraoficial se supo que el teniente que es buscado tiene otras denuncias por este tipo de hechos y que incluso, el mismo día que atacó a su pareja, ingresó en estado de ebriedad al Comando de la Policía para luego escapar. El Ministerio Público ya ha solicitado un informe sobre lo ocurrido y para ver si existen otros agentes que tratan de esconder al prófugo.