Escucha esta nota aquí

Entre el 17 de marzo al 31 de agosto, el periodo duro de la cuarentena, 22 menores de edad fueron asesinados, de los 51 muertos que se produjeron en este trágico 2020 que está a punto de expirar. Eso significa que el 43,13% de los asesinatos se produjeron en esos cinco meses de encierro. Antes del confinamiento 19 casos y en la postcuarentena una decena 10.


Así lo informó el Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, quien dijo que las muertes se produjeron en manos de sus propios progenitores o familiares cercanos.


“Como institución encargada de la persecución penal, durante la cuarentena se ha prestado una especial atención a los casos de infanticidio y se procedió al inicio de la investigación, ya que en la mayoría fueron las propias madres las que quitaron la vida a sus hijos, en diferentes circunstancias. Realizando un análisis, la casa no protegió a los niños que perdieron la vida, más por el contrario fueron víctimas silenciosas de la violencia extrema que desencadenó en su muerte”, indicó el Fiscal General.


Durante la gestión 2020 el Ministerio Público registró 51 infanticidios a nivel nacional, el mayor número de víctimas está en el departamento de La Paz con 16, Cochabamba 11, Oruro 9, Santa Cruz 8, Potosí 5, Chuquisaca 1 y Beni 1. Los departamentos de Tarija y Pando no registraron casos.


“Como Ministerio Público en cuanto se conoce un caso, inmediatamente se inicia el proceso penal de oficio a través de equipos multidisciplinarios de fiscales, personal médico del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y en coordinación con la Policía”, sostuvo Lanchipa.


Las edades de las víctimas corresponden al 41% a menores (de 0 a 1 año), el 27% (de 1 a 5 años) y el 31% (de 5 a 12 años), indica un boletín de prensa de la Fiscalía.


El Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), realizó las autopsias médico legales que determinaron que la mayor prevalencia de causas de muerte de los menores fue por asfixia, seguida de traumatismo o golpe, arma cortante, entre otros.  


De los casos atendidos, 13 están concluidos, 18 en etapa preparatoria, 4 en investigación preliminar y 8 en juicio, en algunos casos se registró más de una víctima.


Los datos del Ministerio Público dan cuenta que durante la gestión 2018 se registraron 78 Infanticidios, en el año 2019 se dieron 66 casos y el 2020 cerró con 51 muertes de infantes, niños y niñas.


Si bien los casos en los últimos tres años muestran una leve reducción, son datos que afectan a la sociedad en su conjunto, por ello es importante instaurar políticas nacionales que puedan frenar los infanticidios y se proteja el derecho a la vida, señala la nota.


Comentarios