Escucha esta nota aquí

Decenas de casquillos de los gases lacrimógenos, casquillos de escopeta y granadas de gas que no explotaron habían sido recolectados por los cocaleros del grupo de Armin Lluta, que la tarde de este jueves fueron reprimidos por 450 policías que defienden la presidencia de Arnold Alanes, el presidente de Adepcoca reconocido por el Gobierno.


Las denuncias de los vecinos sobre los excesos policiales no fueron escuchadas por el Comando policial. Casi una treintena de campesinos cocaleros están detenidos en celdas de la Felcc en La Paz, mientras sus familiares permanecen en las puertas exigiendo su libertad.


La abogada de los cocaleros, Evelyn Cossío, no daba abasto para atender todos los reclamos de los cocaleros; algunos de ellos aseguraron que fueron aprehendidos por error, por estar en el lugar equivocado en el momento del operativo policial.


Una veintena de heridos fueron mostrados por los propios campesinos quienes temerosos de ser detenidos en los hospitales cercanos al conflicto optaron por improvisar las curaciones en el hospital que poseen en la calle 10 de villa El Carmen.


Otros campesinos llegaron hasta el hospital La Merced de la Alcaldía y la clínica San Francisco de Asís, donde fueron atendidos mientras cundía el temor de los propios afectados. Pero los cocaleros opositores al Gobierno no se rinden, esta noche se quedaron en edificio que fue proyectado como hospital, aunque no existen condiciones, pues el lugar no tiene servicios básicos, luz ni agua.


La Policía extendió su radio de acción hasta la terminal Minasa, tres cuadras arriba de Adepcoca y 10 calles debajo del hospital donde están los cocaleros, quienes lograron interrumpir el tráfico vehicular porque son demasiados para permanecer dentro el edificio del hospital.


Diálogo


Los dirigentes, reunidos en asamblea de emergencia, decidieron no acudir al llamado de diálogo que lanzó el diputado Freddy Velásquez a nombre del Gobierno y su decisión es retomar el mercado aún con la Policía en su contra y enfrentando la represión.


Los cocaleros esperan que esta noche y en la madrugada de este viernes otros campesinos lleguen desde las comunidades de las tres provincias productoras de coca a reforzar esta pelea y se prevé que mañana nuevamente irán a retomar el mercado.




Comentarios