Escucha esta nota aquí

Por: Franco Centellas 

73 trabajadores de la planta separadora de líquidos Gran Chaco, ubicada en el municipio de Yacuiba, ingresaron en una cuarentena debido a la confirmación de un caso positivo de coronavirus, detectado esta semana.

De acuerdo con Fabián Audiverth, coordinador de la Red de Salud, estos 73 trabajadores tuvieron contacto directo con un funcionario que dio positivo para coronavirus, que actualmente se encuentra internado en la ciudad de Santa Cruz.

“Son 73 trabajadores que no podrán salir ni cambiar de turno hasta que no culminen con la cuarentena al interior de la planta. Ya se tomaron las muestras de todos y estamos a la espera de la confirmación de laboratorio, que se dará en las próximas horas”, informó.

El 26 de mayo, en la ciudad de Santa Cruz, se confirmó el contagio de un funcionario de la planta que fue derivado desde la ciudad de Yacuiba a un centro de salud en la capital cruceña.

Según las investigaciones clínicas, el hombre se había incorporado a su trabajo el 18 de mayo, estuvo en la planta tres días y durante este tiempo, tuvo contacto con sus 73 compañeros.

“También se han suspendido los servicios externos, como el lavado de uniformes, para evitar contagios, prácticamente existe un aislamiento de la separadora”, explicó Audiverth.

La planta separadora del Gran Chaco, se encuentra ubicada en Yacuiba, a pocos minutos del centro de la ciudad. Los trabajadores realizan turnos rotativos de 21 días laborables.