Escucha esta nota aquí

Marco Antonio 'Tonchy' Bascopé, miembro de la Resistencia Juvenil Cochala se encuentra hospitalizado después de ser trasladado por fuerzas policiales desde Santa Cruz de la Sierra hasta Sucre. Su madre denunció las torturas sufridas por su hijo y que derivaron en la consiguiente internación hospitalaria.

“A mi hijo lo torturaron toda la noche”, manifiesta la madre de 'Tonchy' en una concentración pública. Revela que sufre de una hemorragia interna además de diversos golpes en la cabeza y el cuerpo. “Él no podía hablar”, agrega, y complementa que “le han pegado, pero él no quería quejarse”.

A última hora de la noche se notificó que Bascopé requirió una intervención quirúrgica debido a la gravedad de sus lesiones, aunque todavía se desconoce el resultado de la misma.

Un comunicado de la Defensoría del Pueblo compromete una “investigación sobre las circunstancias en que se aprehendió” a Bascopé, así como la verificación del “respeto de sus derechos humanos”. Aguardará el informe médico forense “para establecer si existió vulneración a su derecho a la integridad física y sicológica durante su aprehensión y posterior traslado a la ciudad de Sucre”.

De acuerdo al testimonio de la madre, al salir del Centro de Rehabilitación Palmasola, “unas personas lo arrastraron del cuello y lo metieron dentro de la movilidad”. Todo hace pensar, sospecha la señora, que la gente del penal “estaba en conocimiento”.

La Defensoría confirma que Bascopé está internado en un centro sanitario donde recibe atención médica en compañía de su familia.

El comunicado emitido por el ente defensor de los derechos humanos recuerda al Viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox, la vigencia de “la presunción de inocencia como un derecho humano y una garantía judicial”. También espera que las autoridades competentes investiguen “las circunstancias de la aprehensión del señor Bascopé en Santa Cruz, así como las denuncias de malos tratos y posible tortura”.


Lea también

Comentarios