Escucha esta nota aquí

"Cargado en hombros", así celebraron la elección de Marco Miranda como el nuevo ejecutivo de la Federación de Campesinos de Santa Cruz.

La decisión fue tomada a pesar de que Adolfo León, el máximo representante del sector en el departamento, anunció la suspensión de todos los congresos y ampliados de los movimientos sociales y sindicatos afines al MAS, para evitar fisuras.

León había informado que la organización decidió suspender el congreso, que se desarrollaba en San Juan, donde se elegiría nueva directiva y donde también se debatía la expulsión de la ex senadora Adriana Salvatierra y del ex ministro de Gobierno, Carlos Romero.  León descartó la salida de la ex senadora del partido.

Sin embargo, el diputado Rolando Cuéllar invitó a los medios de prensa el lunes 16, a las 10:00, en la sede de la avenida Irala, a la presentación del nuevo directorio, y también al anuncio de la expulsión de Carlos Romero. Asimismo, para las 11:00 citó en la Plaza 24 de Septiembre, para la posesión de la Brigada Parlamentaria, con las tres fuerzas políticas.

Cuéllar no aclaró la situación de Adriana Salvatierra, que no se mencionó en la convocatoria a los medios de comunicación.

Anteriormente, León dijo que existe un reglamento para poder expulsar a los militantes de su instrumento político, y que los aludidos deben primero someterse a una comisión de ética.