Escucha esta nota aquí

El exdirector ejecutivo del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Abel Mamani, está en el ojo de la tormenta después de hacerse pública una denuncia realizada por funcionarios de la entidad ante el Ministerio Público por supuestas irregularidades realizadas, principalmente en la compra de maquinarias e insumos durante las gestiones 2017, 2018 y 2019 (tiempo en el que gobernaba el masismo).

De acuerdo a la denuncia, existirían pruebas que detallan que hubo un sobreprecio que está en torno a  Bs 1 millón en las compras realizadas por el Sernap y la lupa está puesta sobre Mamani, quien también es uno de los hombres fuertes del Movimiento Al Socialismo en El Alto. El caso también afecta a otro exfuncionario del ente estatal.

Entre los ítems observados se encuentran máquinas como una volqueta, un camión cisterna, una pala cargadora y una retroexcavadora, entre otros. Melgar señaló a EL DEBER que no han tenido respuesta de las autoridades, por lo que están a la espera del avance de las investigaciones.

En esta línea, el actual director del Sernap, Maykol Melgar, manifestó que la denuncia apunta a los supuestos delitos de contratos lesivos al Estado e incumplimiento de deberes, por lo que se solicitó que la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) del Estado realice investigaciones sobre los movimientos bancarios de los acusados, al igual que se pidió el congelamiento de sus cuentas.

Sin embargo, Mamani, en declaraciones a un medio paceño, señaló que no estaba enterado de la denuncia y se mostró extrañado por la misma, puesto que dejó de ser director de la entidad  en 2019, a tiempo de exponer que se hicieron auditorías desde el Ministerio de Medio Ambiente, cartera de Estado de la que depende el Sernap.