Escucha esta nota aquí

La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) hizo un llamado a los productores de Beni para que eviten las quemas descontroladas en ese departamento, para después no lamentar pérdidas económicas.

El encapsulamiento de la ciudad de Trinidad y la difícil situación para desplazarse por la pandemia pueden complicar a la hora de brindar ayuda a esa región. Víctor Áñez, director ejecutivo de la ABT, informó este martes que de los tres mayores focos de calor de la última semana dos corresponden a Beni (Exaltación y Santa Ana del Yacuma) y uno en Santa Cruz (San Ignacio de Velasco).

“Hacemos un llamado a los hermanos productores de Beni que eviten realizar este tipo de actividades con la finalidad de que no suceda algo que después tengamos que lamentar”, expresó Áñez y agregó que el fuego se registra en áreas destinadas a la ganadería.

Por otra parte, Áñez manifestó que hasta el 31 de mayo se notificó a 20 personas por realizar quemas sin autorización en diferentes partes del país. Añadió que en los últimos siete días también se controló el fuego en el municipio de Quirusillas y en el Parque Nacional Carrasco (Cochabamba).

Más de 2.000 focos de calor en los últimos siete días.

A escala nacional se reportaron 2.056 focos de calor. El promedio diario en esta última semana ha sido de 294 focos, un poco más elevado que el promedio del 2019, que registró 264 incendios por día, lo que representa un incremento aproximado del 10%.

Más de 1.677 focos de calor (82%) se encuentran en áreas sin cobertura, quiere decir que se trata de lugares cuya vocación de uso de la tierra está destinada a la producción agropecuaria. 

La ABT también informó que un poco más de 379 focos de calor (18%) se localizaron en áreas con bosques y matorrales. Finalmente, el ejecutivo pidió denunciar a los malos vecinos que realizan quemas descontroladas poniendo en peligro la economía, la salud y las áreas protegidas.