Escucha esta nota aquí

Matusalén R.M., el principal sospechoso del asesinato de Mayerly Condori Quispe ya estuvo preso por el delito de infanticidio en el penal juvenil de Qalahuma. La pena de seis años le fue impuesta en 2015 y fue enviado a esa cárcel porque era menor de edad.


Los datos fueron confirmados por la fiscal Dubravka Jordán, quien explicó que el acusado ya tenía antecedentes policiales por violación e infanticidio y que había obtenido su libertad en el mes de diciembre.


Ella (Mayerly) y el ahora aprehendido tenían una relación que había terminado hace tres meses e incluso convivían en el lugar donde ocurrió el crimen, en ese mismo lugar fue aprehendido”, graficó la autoridad fiscal.


La muchacha había salido de su casa en la ciudad de El Alto el domingo, supuestamente en busca de su padre para solicitar dinero y ya no volvió. La Policía cree que la muerte se produjo el mismo domingo y su cuerpo desmembrado fue encontrado la tarde del lunes en la zona de Inca Llojeta, un barrio periférico de la ciudad de La Paz y que está al oeste de la urbe.


De acuerdo con las primeras investigaciones la víctima tuvo una vida junto a Matusalén, pero se separaron hace tres meses y seguían viéndose esporádicamente. El cómplice del presunto asesino lo señaló como el autor directo.


Roberto, el cómplice, dijo que fue su compañero quien cometió el asesinato, “él ha sido, él le ha ahorcado”, acusó ante los medios de comunicación mientras era conducido a las celdas de la FELCC y añadió que el crimen fue cometido por celos.


Los investigadores vigilaron el domicilio de Matusalén y fue en ese lugar donde se presentaron los dos aprehendidos. Junto con la aprehensión se realizó la requisa del lugar donde encontraron otras pruebas del crimen.


El Gobierno convocó a conferencia de prensa para miércoles en la mañana donde presentará a los dos sindicados y exponer todos los pormenores del macabro suceso, el segundo que conmociona a la sede de Gobierno en una semana.


 

Comentarios