Escucha esta nota aquí

Jesús Vera, el exdirigente vecinal afín al MAS que fue proclamado este viernes como precandidato para la Alcaldía de La Paz pese a ser procesado por la destrucción de los buses Pumakatari, se comprometió a mejorar el servicio de este sistema de transporte, anunció el fin de la era Sol.bo en la Alcaldía de La Paz y desahució a otras candidaturas de "derecha", como la de Iván Arias.

Curiosamente, Vera es investigado por la quema de los motorizados municipales durante los conflictos registrados tras la renuncia, en 2019, de Evo Morales, durante noches de terror que vivió la sede de Gobierno, cuando grupos vandálicos atacaron casas de personalidades y destruyeron espacios públicos.

El viernes, sorprendió cuando habló de los buses municipales. “Pensamos que hay que fortalecerlos, que ya no debe ser de tramos, sino debe ser de extremo a extremo. Hay que fortalecer este servicio. Además, pensamos que la tabla de costos de pasaje debe disminuir, debe ser nivelado al costo del transporte público”, señaló Vera sobre el servicio municipal de transporte público.

Su proceso ya tiene acusación formal y está por ingresar a juicio oral. Él permaneció tres meses en la cárcel de San Pedro y ahora goza de detención domiciliaria.

Este domingo dijo que “el carnaval de 20 años de Luis Revilla en la Alcaldía ha terminado”. No desahució solamente a Luis Revilla, sino a “la vieja vanguardia de la derecha” como Iván Arias, exministro de Jeanine Añez, y al exrector de la UMSA Waldo Albarracín” como posibles alcaldes del municipio más importante del país, reportó Erbol.

Vera admitió que los comicios anteriores fueron adversos a su partido sobre todo en la ciudad de La Paz, sin embargo, cree que ahora ha cambiado el escenario y que la población quiere desarrollo y la gente busca terminar con la actitud discriminatoria de Revilla hacia un sector de la población.

Al frente tiene también al exgerente de Mi Teleférico, César Dockweiler, quien fue cuestionado por no cumplir los dos años de residencia continua, al haber salido del país tras la caída de Evo Morales en noviembre de 2019, aunque él apela a la figura de perseguido político como atenuante para no ser observado.

Vera afirmó que tiene respaldo de las 400 juntas vecinales hacia su precandidatura que depende del filtro partidario, donde Evo Morales asume su rol de presidente del MAS para influir por alguna candidatura azul para las elecciones subnacionales.

Comentarios