Escucha esta nota aquí

"Nos quieren mostrar como trofeos, como delincuentes", denuncia preocupado desde los Yungas (La Paz) el dirigente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Jesús Mamani. En su relato, cita a una persona detenida y torturada, cinco heridos y otros tres con paradero desconocido, durante el desbloqueo de la ruta por parte de la Policía.

Según Mamani, el dirigente Omar Quispe Aliaga ha sido detenido y torturado por la policía, que acudió a levantar el bloqueo en la ruta interdepartamental que mantenían en los Yungas. Un video muestra el momento en que la policía traslada en un ambulancia de bomberos a Quispe para que sea atendido.

Adepcoca sostenía un bloqueo en la zona de Unduavi desde hace 10 días. La medida de protesta, según Mamani, se debe a la falta de respuesta a los pedidos de diálogo con el Ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Edwin Characayo. En el fondo, Adepcoca reclama el aval otorgado por el ministro al mercado paralelo de coca en La Paz.

Mamani asegura que con ese aval, el MAS quiere dividir a los cocaleros y castigar "a quienes piensan diferente a ellos". El rechazo al nuevo mercado paralelo pretende evitar "que nos metan a la misma bolsa con los cocales excedentarios" afirma el dirigente.

Un enorme despliegue policial se implementó para el desbloqueo de la carretera. Mamani calcula que la policía triplicaba en número a los cocaleros. "Éramos unas 100 personas, pero ellos (los policías) eran mucho más, llegaron en vehículos y motocicletas. Nunca antes habían traído motocicletas para desbloquear", comentó.

Califica el actuar policial como "brutal", pues "nunca había visto en todos mis años de experiencia una gasificación tan violenta". 

Como resultado de la intervención policial, Mamani contabiliza "5 heridos, uno por impacto de balín y el resto por fracturas producidas al escapar; y 3 desaparecidos". 

Dijo que al momento de huir, los cocaleros "han dejado sus mochilas y teléfonos para ingresar al monte, escapándose de la policía. "Espero que en la próximas horas podamos contactarlos", acotó.

Los cocaleros han optado por internarse en el monte ante el temor a ser capturados. Aún así,  los uniformados "se han internado en el monte para capturarnos". 

Comentarios