Escucha esta nota aquí

Después de conocerse el caso de los pasaportes chinos, en los que cuatro exfuncionarios de Migración  fueron denunciados por causar un daño económico de Bs 4,7 millones de bolivianos, por la emisión irregular de 68.382 visas chinas ilegales, la Fiscalía admitió la denuncia y se iniciará una investigación al respecto.

Así lo anunció el director general de Migración, Marcel Rivas. "La denuncia fue admitida y ampliada a otros exfuncionarios de Migración. Las investigaciones están avanzando, eso nos alegra muchísimo", apuntó.

En este caso se denunció a las exdirectoras de Migración, Cosset E. y Yanet S., y a los exjefes de la Unidad de Extranjería y Pasaportes, Andre B. S. y Glubert G., respectivamente, quienes fueron denunciados por los presuntos delitos de peculado, cohecho pasivo propio, incumplimiento de deberes, beneficios en razón del cargo y uso indebido de influencias.

Explicó que en los últimos meses se hizo una investigación interna en Migración sobre trámites de visas que se realizaron entre el 2017 y 2019, durante el Gobierno del MAS y se encontró una serie de anomalías.

Después de realizar una proyección y análisis, se calcula que cada año el 10% de los trámites de visas asiáticas no fueron pagados, calculando un presunto daño económico al Estado por la cifra mencionada. En un muestreo aleatorio de 250 trámites de visas, se verificó que el 10%, es decir, 25 ciudadanos extranjeros, no pagaron por visa de ingreso a Bolivia. 

"Este trabajo que hemos hecho tiene ese enfoque, eliminar a la mayor brevedad posible toda la corrupción y los responsables no queden impunes", enfatizó Rivas.