Escucha esta nota aquí

Las muestras que se recuperen de los restos óseos del teniente Jorge Clavijo, serán comparados con el ADN (ácido desoxirribonucleico) de su hijo, luego del desentierro del cuerpo que se realice este viernes.

“A partir de la coordinación y los requerimientos del fiscal, las muestras óseas obtenidas este viernes se van a comparar con familiares de primera línea. En este caso, va a ser el hijo de Jorge Clavijo”, informó el Director Nacional del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Andrés Flores. No descarta solicitar las muestras de la madre de Clavijo.

La Fiscalía General del Estado, determinó la exhumación del feminicida Jorge Clavijo, miembro de la Unidad Táctica de Apoyo y Resolución de Crisis (UTARC)quien el 11 de febrero de 2013, mató a su esposa, la periodista Hanalí Huaycho con más de 10 puñaladas en frente de su hijo de cinco años. Luego se escapó.

Después de una intensa búsqueda en todo el país, el 3 de marzo de ese mismo año, el teniente Clavijo fue encontrado muerto. Las pericias de ese entonces indicaban que se suicidó, colgándose de un árbol en el monte. Sin embargo, siempre quedó la duda de la muerte del policía, por lo que, en los últimos meses, se decidió exhumar el cuerpo para ratificar el deceso.

Se conformó un equipo multidisciplinario que llevará adelante este viernes 25 de septiembre, la exhumación de los restos del teniente Jorge Clavijo.

“En cumplimiento de requerimiento fiscal, el IDIF, a partir de la conformación de un equipo multidisciplinario de peritos en tanatología, antropología, genética, criminalística, imagenología, acompañado de la Sociedad Boliviana de Odontología Legal y Forense, vamos a proceder a exhumar el presunto cadáver, a objeto de realizar pericias para reconfirmar si efectivamente es él o no”, relató el director del IDIF.

El trabajo estará dividido en dos fases. El primer trabajo se refiere al área de tanotología (un conjunto de conocimientos relacionados con la muerte, sus causas y sus fenómenos) que estaría completado en 10 días.

El trabajo genético de los restos de Clavijo va a tardar otros 20 días, teniendo en cuenta que los expertos investigarán un cuerpo tras siete años de estar enterrado.