Escucha esta nota aquí

El domingo 31 de octubre, en redes sociales, se dio a conocer una sentencia condenatoria contra cuatro personas, entre ellas el líder indígena Adolfo Chávez, por irregularidades mostradas en la ejecución de recursos del Fondo Indígena.

Consultado por EL DEBER sobre este fallo judicial, que lo sentencia a cinco años de reclusión penitenciaria por el delito de incumplimiento de contratos, el otrora exdirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) sostuvo que “jurídicamente” y bajo el seguimiento que hace su representante legal, lo desconocen “a no ser que el Gobierno central, que siempre sabe torcer la justicia, haya actuado sin notificar y sin comunicarnos”.

Chávez, que tenía que viajar el domingo a la Cumbre del Clima en Glasgow, Escocia, pero fue retenido en el aeropuerto de Viru Viru, cree que lo ocurrido en la terminal aérea y la sentencia tienen relación, porque se busca acallar a los pueblos indígenas de tierras bajas.

Con referencia a las denuncias que pesan en su contra, aseguró que nunca han existido los proyectos fantasmas por los cuales se lo acusa, “por eso es que no me he preocupado y he esperado en mi buena fe como indígena tacana, que la Fiscalía haga su trabajo pidiendo la documentación que corresponde”.

Según la sentencia, junto con Chávez, fueron condenados Elvira Parra por el delito de conducta antieconómica, mientras que Daniel Zapata y Marco Antonio Aramayo fueron sentenciados por el delito de incumplimiento de deberes, con condenas de cinco y tres años de privación de libertad, respectivamente.


Comentarios