Escucha esta nota aquí

Henry Nina Calle, secretario ejecutivo de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia, informó del inicio de un cerco a La Paz para no dejar ni salir ningún vehículo de transporte a la capital paceña, especialmente de productos agropecuarios; advirtió también con cortar el suministro de agua a la sede de Gobierno si en 48 horas no se restablece la normalidad y frenan los bloqueos contra el Gobierno.

"Hemos decidido hacer un cerco a la ciudad de La Paz. Estamos haciendo un llamado para que nuestras bases vengan y desde mañana martes, aumentemos este cerco. Nosotros no vamos a aceptar que haya un golpe de estado. Vamos a defender la democracia, el respeto al voto indígena, campesino, intercultural, contra el racismo, defenderemos los resultados de las elecciones nacionales. Ya hay un ganador que es Evo y Álvaro", declaró el dirigente a EL DEBER.

Además, dijo que su sector daba 48 horas a quienes bloquean en La Paz, a que levanten sus medidas, caso contrario, "vamos a vernos obligados a quitar el suministro de agua que va hacia la ciudad de La Paz".

"Desde el martes, vamos a cercar el sector de Río Abajo (zona sur) y la entrada del ingreso desde El Alto hacia la ciudad de La Paz", advirtió.