Escucha esta nota aquí

El actual agregado militar de Bolivia en China se habría encargado del transporte del armamento “prestado” por Ecuador durante los conflictos sociales de 2019, según un informe que maneja la Policía. Jhonny Aguilera, titular de esa instancia, manifestó este viernes que un mayor del ente verde olivo y un teniente coronel del Ejército fueron encargados de viajar y recoger los gases lacrimógenos y las municiones.

“Se estableció que fueron autoridades diplomáticas, me refiero al agregado militar boliviano en Ecuador, vinculadas los ministerios de Defensa y Gobierno, que dispusieron el traslado de dos funcionarios, uno policial, uno mayor, y un teniente coronel del Ejército, quienes se trasladaron a Ecuador para transportar esto”, manifestó en conferencia de prensa.

Precisó que se destinó una aeronave C-130 (Hércules) para recoger el armamento, que presuntamente arribó al hangar de los Diablos Negros en la ciudad de El Alto. Ahora buscan corroborar esa información con un inventario.

“Se tiene un inventario y corresponderá establecer el destino. Tiene que ser corroborado con un inventario, porque se utilizó una nave C-130 de los diablos negros para trasladar estos elementos. Un oficial que ahora está destinado como agregado de defensa en China se encargó del transporte de estos elementos”, dijo Aguilera.

En una comunicación oficial, de mayo de 2020, Ecuador solicita la devolución de 5.000 granadas de mano GL-30; 2.389 proyectiles de largo alcance calibre 37MM; 560 proyectiles de corto alcance calibre 37MM y 500 granadas de sonido y destello para exteriores.

Sin embargo, la exministra ecuatoriana de Gobierno, María Paula Romo, aseguró que su nación no envío “armamento de guerra”, tal como lo había señalado el ministro boliviano, Eduardo Del Castillo. Eso sí, explicó que el préstamo de gases lacrimógenos a Bolivia se dio en el marco de una cooperación entre las fuerzas de seguridad.

Comentarios