Escucha esta nota aquí

Rodolfo Montero, comandante general de la Policía Boliviana, reportó que entre 200 y 250 reos de la cárcel de Palmasola en Santa Cruz fueron aislados, porque formaban parte del entorno del detenido que falleció por Covid-19.

Personas sospechosas no (tenemos). Sí, el lugar donde estaba la persona detenida, las personas de su entorno han sido aisladas en otro lugar, son entre 200 y 250 personas, pero no amerita mayor preocupación”, expresó el titular en contacto con Unitel.

Las pruebas de laboratorio del recluso que murió la tarde del viernes en la cárcel cruceña dieron positivo a coronavirus, de acuerdo a informes de autoridades de medicina forense, del Sedes y penitenciarias a las que accedió EL DEBER.

Ya se ha comenzado con el protocolo médico, se está aislando a las personas, se están tomando las muestras y al momento existe calma en el penal de Palmasola”, agregó el comandante de la institución policial.

Los datos indican que el interno de 53 años falleció la tarde del viernes en una sala de la guardería del penal. Hace unos ocho días ya había sido sacado de urgencia al hospital San Juan de Dios, donde personeros del Sedes le tomaron muestras. 

El interno fue regresado al penal, pero murió el viernes a la espera de sus resultados y sus restos fueron llevados a la morgue de la Pampa de la Isla.