Escucha esta nota aquí

Si hay un municipio donde el Movimiento Al Socialismo no se siente cómodo, ese es Santa Cruz de la Sierra. El partido en función de Gobierno nunca se ha acercado a la victoria en la capital oriental. Incluso, en la última elección, el MAS prácticamente fue expulsado de la ciudad, ganando solo una de las tres circunscripciones uninominales que había conquistado en la elección fallida de 2019 y perdiendo por primera vez en parte de su bastión político, el Plan 3000.

Es por eso que, en el ampliado de Montero que realizó el domingo, Evo Morales, presidente del partido, dejó sugerencias para la Gobernación (Mario Cronenbold, Reymi Ferreira y Adriana Salvatierra), pero no para la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

Consultado sobre los nombres que se barajan, Rolando Cuéllar, diputado masista y vicepresidente de la Brigada Cruceña, dijo que no hay ninguno y que la decisión será tomada en otro congreso, el 30 de noviembre.

Los nombres

Voces internas del MAS reconocen que lo que los hace fuerte en el campo (las organizaciones sociales) no tienen alcance en la ciudad. Ven como una apuesta compleja la Alcaldía y los primeros nombres propios que aparecen van por lo orgánico, el exdiputado Darwin Choquerive o el exconcejal José Quiroz, pero tampoco descartan a un invitado. 

En este apartado el que lleva la delantera es Enrique Salazar. No es la primera vez que el nombre del periodista es ligado a la candidatura masista. De momento, Salazar no respondió las llamadas y la prudencia reina. Según Cuéllar, aún no hay nada claro.

Comentarios