Escucha esta nota aquí

Al menos 100 pacientes del Instituto Nacional de Psiquiatría Gregorio Pacheco dieron positivo a Covid-19, en las últimas horas, según el informe epidemiológico presentado por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Chuquisaca. A eso se suma el deceso de 13 pacientes y una funcionaria que también perdió la vida por Covid-19, hace una semana.

El jefe de la unidad de Epidemiología, Jhonny Camacho, detalló este jueves que en el psiquiátrico hay entre 90 y 100 internos contagiados con Covid-19, incluso personal del centro de salud.

Ante esta situación de emergencia, Camacho solicitó al personal que decidió aislarse por sospechas de Covid, retornar a sus funciones para coadyuvar en la contención del virus que golpea a los pacientes y a funcionarios del centro.

De los 13 fallecidos, 11 son varones y dos mujeres, cuyas edades oscilan entre 58 a 65 años, informó la directora interina del psiquiátrico Sisi Tedín.

Hasta el miércoles había 8 cadáveres en la morgue  a la espera de que personal de la Alcaldía los recoja para proceder al entierro respectivo. "Hacemos todos los esfuerzos para contener la pandemia en el instituto, sin embargo, debemos ser claros en cuanto a los pacientes con patología que sufren enfermedades de base desde hace 30 y 40 años y que es difícil para el personal controlar esta situación”, aseguró.

Los datos

La directora titular del psiquiátrico, Margarita Villagómez, también dio positivo y se encuentra aislada, pero en los últimos dos días mostró mejoría, según la directora interina.

Hasta antes de la pandemia, el psiquiátrico tenía 355 pacientes, la mayoría de ellos en situación de abandono por sus familiares y un porcentaje mínimo mantiene el contacto y están al tanto de lo que pasa con los pacientes.
 
Encapsulamiento

Desde este jueves y hasta el domingo, el municipio de Sucre estará encapsulado con la finalidad de contener la carga viral que en los últimos días provocó el incremento de los contagiados con coronavirus, en medio de un sistema de salud colapsado, hospitales públicos sin camas de internación y sin unidades de terapia intensiva libres.