(VEA EL VIDEO) El jefe de la bancada de Comunidad Ciudadana fue citado como testigo por el Ministerio Público. Señala que existe la intención de usar cuestionarios para incriminar a “inocentes”

7 de julio de 2022, 10:06 AM
7 de julio de 2022, 10:06 AM

Carlos Alarcón, jefe de bancada de Comunidad Ciudadana (CC), que acudió el martes a declarar ante la Fiscalía como testigo del caso “golpe I”, calificó como “chapucero” el proceso y acusó a la comisión de fiscales de someterse a las órdenes de Evo Morales.

En entrevista con ‘Influyentes’ de EL DEBER Radio, el diputado consideró que responder a algunas de las preguntas que formula el Ministerio Público sería dar lugar a inculpar a “inocentes”, razón por la que se excusó de despejar las 100 interrogantes realizadas por los investigadores.

“Buscan obtener un barniz de legitimidad, pretenden obtener declaraciones bajo el rótulo de testigos, para obtener pruebas ilícitas para incriminar a inocentes, yo no he respondido ninguna de las preguntas y se los he dicho en su cara a los fiscales, porque si uno contesta, eso será utilizado para incriminar a inocentes y criminalizar las protestas ciudadanas”, dijo.

Ratificó que presentará una denuncia contra el jefe del MAS por abandono de funciones e incumplimiento de deberes, por salir del país sin que la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) considere su dimisión, en octubre de 2019.

La entrevista:


“Cuando cualquier presidente presenta una renuncia, tiene que esperar a que la Asamblea la acepte, en ese ínterin, tiene que estar al mando del Estado, para que no se produzca la convulsión, como se produjo, ellos se escaparon, con maniobra precipitada para desatar convulsión social”, manifestó.

Lamentó que fuera convocado a declarar después de anunciar la acusación contra el dirigente cocalero y confirmó que estuvo en la reunión del 12 octubre, en las jornadas de pacificación que se instalaron en la Universidad Católica de Bolivia (UCB) en La Paz.

“Yo estuve en la reunión del 12 de octubre, como diputado electo, y lo que me llamó la atención del interrogatorio de testigos que hacen estos fiscales, es que eran 100 preguntas, relacionadas al juzgamiento por terrorismo, que es tomar rehenes, poner bombas, y no hubo preguntas relacionadas a ese tipo penal, eran sobre las reuniones en la Universidad Católica, eso para los fiscales es hacer terrorismo, eso es un disparate, es una chapucería, no se puede pasar por la mente que en esa reunión se reúnan con las supuestas víctimas para planificar actos terroristas”, reiteró.

Alarcón considera una “pantomima” el proceso y ratificó que la asunción de Jeanine Áñez fue constitucional, porque Adriana Salvatierra y Susana Rivero dimitieron. “Ellas son cómplices de eso (de la convulsión), no le funcionó eso porque en la línea de sucesión constitucional estaba Jeanine Áñez y ese fue el imprevisto que no tomaron en cuenta”, concluyó.