Escucha esta nota aquí

Seis jóvenes, cuatro universitarios y dos colegiales, lograron la libertad pura y simple luego de que el juez Primero Anticorrupción, Alan Zárate, desestimara las pruebas presentadas por la Fiscalía para responsabilizar a los aprehendidos de presuntos hechos vandálicos, que habrían sido cometidos el viernes en la noche en inmediaciones de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

“Los muchachos fueron aprehendidos en la calle J.J. Pérez y estaban acusados de causar destrozos en el Ministerio de Justicia (a cinco cuadras del lugar). También presentaron como prueba una piedra, pero acusaba de haber lanzado la misma piedra entre los seis; entonces, todo era ilógico y el juez decidió por la libertad pura y simple”, relató el rector de la UMSA, Waldo Albarracín que fue uno de los pocos asistentes a la audiencia.

El viernes en la noche, seis muchachos estudiantes fueron aprehendidos y acusados de destrucción de bienes del Estado, los hechos se produjeron en la noche de ese día cuando un nutrido grupo llegó hasta el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que se encuentra a ocho cuadras de la UMSA, en el lugar empezó la gasificación de la Policía que persiguió a los muchachos hasta las proximidades de la universidad. La gasificación duró más de 30 minutos y al día siguiente se supo que había seis detenidos.

Curiosamente, el Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) programó la audiencia para las 07:00 de este domingo y hasta las 10:00 se había resuelto la situación de los seis muchachos cuyos familiares esperaban fuera del edificio judicial. La prensa fue impedida de ingresar a la audiencia, la Policía cerró cualquier ingreso.