Escucha esta nota aquí

Las alcaldías de La Paz y Cochabamba comunicaron este miércoles que quedan sin efecto las autorizaciones para fiestas públicas por Año Nuevo, debido al incremento acelerado de nuevos contagios con Covid-19 registrados en los últimos días.

Las determinaciones fueron comunicadas por las máximas autoridades municipales, Iván Arias y Manfred Reyes Villa, y se prevé  decisiones similares en algunas otras regiones del país en las próximas horas.

“Nuestras unidades de terapia intensiva están ocupadas en un 80 por ciento, por eso es importante que nosotros salvemos la vida, es por eso que anoche, en un diálogo con nuestro comité científico, con propietarios de bares, restaurantes y otros, tenemos que tomar las medidas que sean necesarias. En una actitud de alta responsabilidad hemos decidido suspender los permisos de fiestas debido a que los picos han sobrepasado nuestras expectativas”, dijo el burgomaestre paceño.

La conferencia:


Arias anticipó que la sede de Gobierno puede llegar a registrar hasta 500 casos positivos por día, razón por la que es necesario asumir medidas urgentes. Otras regiones del país ya contemplan medidas restrictivas para la circulación de la ciudadanía.

Al respecto, Reyes Villa afirmó que “la pandemia es impredecible, ha habido una explosión de contagios. Seriamos irresponsables si no cambiamos la medida. El Consejo Científico se ha reunido, nos han dado la recomendación de evitar aglomeraciones el fin de año. Estamos suspendiendo las fiestas públicas y le pedimos a las familias que se cuiden”.

Ayer Bolivia registró 4.934 nuevos contagios con Covid-19, la cifra más alta desde que empezó la pandemia en marzo de 2020. Ese indicador se convirtió en la cantidad más alta de las cuatro olas que vive el país. Santa Cruz lideró el cuadro con 3.278 infectados, La Paz con 451 y Cochabamba con 415.

Manfred Reyes Villa:


Comentarios