Escucha esta nota aquí

La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, anunció este martes una auditoría a las gestiones en los medios estatales, debido a que encontraron muchas deudas y desaparecieron algunos equipos durante la administración de  la expresidenta Jeanine Áñez.

Anticipó también que se terminará con los “privilegios” en la distribución de la pauta publicitaria, debido a que existían  programas locales que recibían cuatro veces más que algunas televisoras.

“Ha sido una tarea complicada. Lamentablemente no se ha priorizado, no se ha cuidado a los medios estatales, radio Illimani tiene serios problemas en temas presupuestarios, con una deuda, las radios de los pueblos originarios prácticamente fueron desmanteladas, no se ha priorizado la comunicación para los pueblos indígenas, ahora estamos viendo como subsanar esa deuda, es crítica la situación de las radios”, afirmó en entrevista con Bolivia Tv.

En la víspera la televisora estatal relanzó su imagen, al igual que el periódico ‘Bolivia’, la radio estatal y la Agencia Boliviana de Información (ABI), donde, según la titular, “no hay equipos ni celulares”, por lo que se hará un diagnóstico para establecer qué pasó.

“Será una pauta democrática, es un presupuesto austero, lo dijo el presidente, pero necesitamos garantizar el derecho a la comunicación, cada medio tiene su audiencia, los medios grandes, los medios pequeños, los medios alternativos y es importante que lleguemos a esos medios. Ahora estamos haciendo un diagnóstico y ver la política que implementaremos en 2021”, adelantó Alcón.

Respecto a la tarea que cumplirán los medios estatales, la viceministra enfatizó que “es importante que los bolivianos tengan esa certeza, estamos mostrando una imagen de un canal para los bolivianos, con apertura para que participen, porque buscamos trabajar de manera integrada, con reconciliación, acá se verá el equilibrio informativo”.

Comentarios