Escucha esta nota aquí

Ante el número de fallecidos por coronavirus (84) que registra el departamento de Beni, especialmente la ciudad de Trinidad, algunas funerarias que operan en la capital beniana indicaron hoy que no cuentan con material para la fabricación de ataúdes.

Ángela Salvatierra, propietaria de la funeraria José de Arimatea, a través de un contacto con Radio Fides, solicitó a las autoridades poder traer madera desde otras regiones para fabricar ataúdes y abastecer la demanda de la urbe beniana.

De acuerdo con Salvatierra, la madera que su recinto almacena se acabará en 20 días. “Estamos necesitando material, tenemos madera que nos pueden traer, pero necesitamos un permiso escrito”, declaró.

Por su parte, Viki de Roca, propietaria de la funeraria Jesús de Nazareth, señaló que hace unos 10 o 12 días tuvo dificultades para abastecer la demanda de ataúdes, debido a que la pandemia causó estragos de un momento para otro.

Ante esa situación, de Roca se proveyó de materia prima para por lo menos un mes. Además, optó por enfocarse en la fabricación del modelo de ataúd más económico (aunque también dispone de algunos modelos de primera), para evitar falta de stock y porque las personas no disponen de muchos recursos en la actualidad. “Si puedo traerme madera para reemplazar la que hemos utilizado, lo haré”, dijo.

Con esa estrategia, de Roca afirma haber logrado paliar un poco el momento adverso por el que atraviesan los negocios en Trinidad. En lo que sí se ha visto afectada es en el servicio de salas funerarias que brinda, ya que lo suspendió totalmente para cumplir con las normas de distanciamiento social.