Escucha esta nota aquí

La comisión de fiscales que investiga el caso Max Mendoza determinó el allanamiento de las oficinas del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), ubicadas en la exclusiva zona de San Jorge, donde el dirigente tenía una oficina. Las autoridades se sorprendieron porque descubrieron que este había “vaciado” el ambiente que ocupaba.


La Fiscalía secuestró documentación de la institución cuyas principales autoridades asisten al XIII Congreso de Universidades que se realiza en Potosí. La operación de requisa y decomiso de materiales se prolongó por más de dos horas, informaron desde el lugar.


Una computadora de la Secretaría Jurídica, también fue decomisada y será sometida a peritaje informático, reportó radio Metropolitana. Se cree que los documentos que comprometen a Mendoza fueron archivados en esa máquina.


El rastreo del lugar también permitió descubrir las cámaras de seguridad que tiene la institución, cuyas copias fueron decomisadas y llevadas al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) que es la instancia de peritaje.


El informe añade que en los siguientes días se citará a los universitarios que acompañaron a Mendoza en su gestión y que compartían con él las oficinas que dispusieron dos autoridades universitarias.


Max Mendoza guarda detención preventiva en el penal de San Pedro desde el domingo, cuando un juez decidió enviarlo a prisión por la comisión de dos delitos: usurpación de funciones y conducta antieconómica.


También se informó que quedó pendiente un segundo allanamiento al domicilio del ex dirigente, que se encontraría en la zona de Sopocachi. Mendoza es oriundo de Cochabamba, sin embargo, tenía residencia en La Paz.


Al mismo tiempo se conoció que la Fiscalía está convocando a los testigos del caso. Otro controvertido dirigente universitario de La Paz, Álvaro Quelali, sería uno de los convocados.


La defensa de Mendoza espera la designación de la sala penal que atenderá la apelación que plantearon y ya anunció que si ratifican la detención preventiva denunciarán su caso ante organismos internacionales. Por el momento, Mendoza está aislado en el sector de 'La grulla' del penal de San Pedro durante 15 días antes de ser pasado a población.


Comentarios