Escucha esta nota aquí

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresó en las últimas horas su preocupación por la situación que vive Bolivia, tras la detención de dos exministros, de la expresidenta Jeanine Áñez y de otros exjefes militares y policiales.

Mediante su cuenta en Twitter, el representante regional compartió un pronunciamiento de la organización Human Rights Watch, en la que se advierte móviles políticos detrás del proceso contra las exautoridades, enfatizando que no hay ninguna evidencia que hayan cometido el delito de “terrorismo”.

Incluso la OEA advirtió que el sistema de justicia no ofrece garantías de juicio justo, considerando necesario constituir una comisión que indague los hechos de corrupción durante la administración de Evo Morales.

Ante eso, el jefe del MAS señaló que “las declaraciones de Almagro son un nuevo atentado a la democracia: niegan la autoproclamación de Áñez, las masacres, las 1.500 detenciones ilegales, persecuciones y corrupción en pandemia, que es delito de lesa humanidad”.

Incluso consideró posible iniciarle un proceso, “por propiciar el golpe de Estado y por crímenes de lesa humanidad”, debido a que el informe de dicha instancia sobre las irregularidades en los comicios de 2019 desató la convulsión social en Bolivia.

El ministro de Justicia, Iván Lima, expresó similar opinión en una entrevista en la red Uno. La autoridad dijo: "Estamos evaluando iniciar acciones legales contra el secretario general de la OEA, Luis Almagro, porque pensamos que han sido irresponsables las actuaciones en relación a la auditoría en Bolivia"

Comentarios