Escucha esta nota aquí

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), afirmó la tarde de este jueves que los resultados de las elecciones generales en Bolivia no pueden ser considerados “legítimos” hasta que no concluya la auditoría que fue solicitada por el Gobierno de Evo Morales.

“La secretaria general entiende así mismo que si el TSE invita a esta organización a realizar trabajos de verificación de la legitimidad de los resultados, entonces no deberían considerarse como legítimos estos resultados hasta que no finalice el proceso de auditoría realizado”, dijo el representante de esa instancia en la sesión del Consejo Permanente.

El titular, que en varias oportunidades llegó al país, al iniciar su intervención dio la bienvenida a sus “amigos”, los ministros Héctor Arce y Diego Pary, pero dejó en claro que se trata de “temas que trascienden la amistad”.

Expresó también su “condena” a los actos de violencia y destrucción de instancias electorales que se registran en territorio nacional, pero enfatizó que la misión de observación, que recomienda una segunda vuelta para superar la crisis política, actuó con plena “imparcialidad.

“Hemos señalado que los informes de la misión de observación de la OEA son absolutamente vinculantes para la secretaria general, en ese sentido, es claro que la misión electoral se ha manifestado en el sentido de permitir que el pueblo decida en segunda vuelta, señalando que esta es la salida más democrática”, enfatizó.

Esta jornada los ministros del Gobierno de Evo Morales explicaron ante esa instancia de la OEA, que no existió “fraude” en los comicios, en los que, según la tendencia del cómputo, Evo sería reelecto por tercera vez.