Escucha esta nota aquí

Las amenazas contra Santa Cruz, surgidas ayer a la conclusión de la marcha del Movimiento Al Socialismo (MAS), generan rechazo en autoridades y figuras políticas del país, quienes condenan la confrontación que se pretende generar desde el oficialismo.

La mayoría de los discursos de dirigentes sociales estuvieron destinados a atacar al movimiento cívico, advirtiendo con trasladar las protestas y movilizaciones a la capital cruceña e incluso con nacionalizar las empresas privadas, como amenazó Juan Carlos Huarachi, máximo dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB).

“¡Que vengan, los vamos a estar esperando dos millones de cruceños y no va a ser con chicha y pan de arroz!”, posteó Juan Carlos Medrano, concejal de Santa Cruz.

Similar postura asumió el titular del Concejo Municipal cruceño, Israel Alcócer, quien exigió respeto para la región cruceña. “Las luchas de Santa Cruz siempre fueron pacíficas y contra políticas centralistas de cualquier Gobierno. No vamos a caer en su provocación”, remarcó.

Una de las respuestas:

Por su parte, la diputada opositora María René Álvarez, refiriéndose a las declaraciones del titular de la COB dijo: “Qué podemos esperar del señor Juan Carlos Huarachi que vierte un discurso de confrontación, característico de él. Recuerdo muy bien que él pidió la renuncia del señor Evo Morales, juega siempre donde le conviene, que mañana no nos sorprenda que seguramente lo vuelva a traicionar. Eso es el Movimiento Al Socialismo: violencia, mentira, confrontación y sobre todo división. Esa es la diferencia de una protesta pacífica ciudadana que siempre hemos realizado los bolivianos y los cruceños. El ciudadano está peleando por sus derechos, por su cultura, por sus costumbres, por su libertad y por su territorio de manera pacífica, sobre todo nadie le paga y coacciona para asistir algún evento”.

El expresidente Jorge Tuto Quiroga lanzó seis preguntas respecto a la movilización del MAS: “¿Demostrar su odio a #SantaCruz? ¿Celebrar que abrogan rápido las necedades que aprueban? ¿Abrir competencia Arce vs Evo? ¿Censar a funcionarios azules? ¿Intimidar a medios? ¿Festejar liberación de Zapata?”, acompañando su mensaje con los principales titulares que generó el hecho.

Carlos Mesa, jefe de Comunidad Ciudadana (CC), repudió que se promueva la confrontación entre habitantes de diferentes regiones. “Ni las peores dictaduras ni los gobiernos más infames habían llegado al despropósito de promover el odio contra los habitantes de un departamento y amenazarlos con una agresión generalizada. Rechazo la intimidación masista a Santa Cruz y las advertencias de asaltar sus empresas”, escribió.

A su vez, el concejal de Demócratas, Manuel "Mamén" Saavedra, a través de las redes sociales lanzó un video donde dice: “Señor Huarachi, usted lanzó una amenaza a Santa Cruz, en sentido de venir a nacionalizar empresas, yo le invito, de repente es una buena oportunidad para que usted venga a Santa Cruz y aprenda lo que significa trabajar, generar empleos, desarrollo. ¿Hace cuántos años usted, aprovechándose de su condición de dirigente sindical, recibe sueldo sin trabajar?”.

Otra postura:

Comentarios