Escucha esta nota aquí

El líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina, seguirá con detención preventiva por otros dos meses más, porque el juez Cuarto de Instrucción en lo Penal, Lázaro Rocha, determinó este jueves la ampliación de la medida cautelar gravosa a solicitud del Ministerio Público, que no había concluido todavía la investigación en estos seis meses.

En la audiencia presencial estuvieron los integrantes de la comisión de fiscales y los abogados de Molina. El Ministerio de Gobierno y el imputado participaron vía virtual.

Este jueves, Molina cumplió seis meses de detención preventiva, inicialmente en San Roque de la ciudad de Sucre, y desde hace un mes, en Cantumarca de Potosí, imputado por los delitos de organización criminal, destrucción del patrimonio y bienes del Estado y otros, por la manifestación de protesta y rotura de vidrios de la Fiscalía General del Estado en octubre de 2020.

En criterio de su defensa, Molina debería ser liberado tras seis meses de detención preventiva solicitada por la Fiscalía y que se defienda en libertad, pero la comisión de fiscales considera que al no haber culminado algunos actuados investigativos como el peritaje de los celulares secuestrados en su celda y la ampliación de la investigación a otras personas, el imputado, estando libre podría influir en esos actuados.

Comentarios