Escucha esta nota aquí

La economía boliviana está en terapia intensiva y los actores políticos se están peleando en la misma sala”, así describe el economista Gonzalo Chávez lo acontecido hoy en la Asamblea Legislativa Plurinacional durante la Sesión de Honor en conmemoración del 195 aniversario de la independencia de la patria.

Eran las 10:00 de la mañana, la hora establecida para la Sesión de Honor, y todo permanecía tranquilo. La Asamblea semi vacía estaba lista para establecer las conexiones virtuales que viabilizarían la presentación de los informes por parte de las autoridades del Estado. Al igual que en gran parte del país, la pandemia de Covid-19 obliga a asumir las medidas de bioseguridad e impone la reducción del aforo en el pleno de la Asamblea.

Nadie esperaba que, casi una hora después sean las conexiones humanas, y no las técnicas, las que fallaran.

La Asamblea Legislativa Plurinacional dio por concluida la Sesión de Honor con mayoría parlamentaria del Movimiento Al Socialismo (MAS), explicando que se agotó el orden del día y no se dio paso al mensaje de la Mandataria por no haber recibido el mensaje escrito. Más tarde, a través del canal estatal Bolivia TV, Áñez apareció brindando su mensaje desde Palacio.

Según el abogado constitucionalista José Luis Santistevan, los órganos Legislativo y Ejecutivo desconocieron sus atribuciones constitucionales en los actos oficiales realizados la mañana de este jueves 6 de agosto. “Ambos órganos están caminando al margen del Estado Constitucional de derecho, al margen de la constitucionalidad democrática. Eso le hace mucho daño al Estado y a la democracia en Bolivia”, observó Santistevan.

Para el analista Iván Lima, lo acontecido hoy refleja las posiciones “intransigentes y extremistas” de los actores políticos. También observa la ausencia de un diálogo interinstitucional que permita al país resolver las crisis de salud y económica.

Tanto Chávez como Lima indican que el discurso de la presidenta se realizó desde una postura de candidata electoral antes que desde un papel de primera autoridad.  El periodista y analista Carlos Valverde también coincide con esta apreciación, pues tuiteó: “No se comienza un homenaje al país pidiendo la liberación de plata para pagar un bono”.

Santistevan también opina que el mensaje de la Jefe de Estado, a través del canal estatal, fue un informe de campaña y no institucional. “Observo que no fue un informe de gestión institucional, sino de campaña, porque habla de bonos entregados y polarizó entre los que quieren y no ese beneficio. No fue un informe institucional que esté dentro de la CPE. Al ser un informe político, también se sale del ámbito constitucional”, lamentó el experto.

A su vez, Rolando Schrupp, analista político, valoró el aporte ideológico que planteó la presidenta Áñez en la primera parte de su discurso. “Su defensa de la independencia de poderes supone un discurso de doctrina política interesante, aunque luego se centró en la defensa de los bonos como argumento electoral”.

Acto retrasado

La confrontación entre los actores políticos que participaron de la Sesión de Honor fue evidente. El acto empezó con retraso, sin explicación, pues arrancó casi una hora después de lo anunciado. 

En las redes sociales se criticó la falta de respeto hacia la presidenta del Senado, Eva Copa, pues el canal estatal, Bolivia Tv, permanentemente cortó la transmisión. No obstante, horas después el canal estatal emitió un comunicado explicando que las fallas en la transmisión fue porque un día antes desde la Asamblea Legislativa se les prohibió ingresar los equipos.

Si ya se había calificado como despropósito la interrupción al mensaje de Copa, mayor fue el asombro cuando, tras concluir su intervención, la presidenta del Senado se aferró a la ausencia de un informe escrito para suspender la participación de la presidenta Áñez.

“Hablan de diálogo y no se pueden escuchar”, matiza Iván Lima. La mirada de Gonzalo Chávez destaca los símbolos que antecedieron al discurso, los cuales desnudan la conflictividad y el enfrentamiento de poderes entre los políticos. "Muestra una mezquindad política brutal en el día de Bolivia”,  remarca.

En opinión de Chávez, la reiteración a la política de bonos que defendió Áñez es propia de un discurso de “candidata con su propuesta electoral”

A su vez, Lima considera que “contrastar la Bolivia de los bonos con la de los bloqueos es buscar el voto útil de Santa Cruz y querer sacar provecho de la pandemia”.

Otro detalle que observan los analistas es el de asumir funciones que no corresponden, situación que se concreta en el anuncio que hizo la presidenta sobre la asignación del 10% del Presupuesto General 2021 para la salud. Lima recordó que la aprobación del presupuesto corresponde a la Asamblea y no tanto al Ejecutivo.

En la segunda parte del informe, la presidente Áñez ofreció un informe de lo que se ha hecho en los entornos económicos. En esta parte, Chávez remarca que su enfoque en los bonos, “incluso pidiendo un pacto nacional para garantizarlos, traslada el debate a un terreno confrontacional más propio de un candidato”.

Para Lima, la forma de presentar la necesidad de desbloquear el dinero para el bono salud ha “mostrado nuevamente a la candidata” que se enfrentaba no sólo al bloqueo de los asambleístas del MAS, sino que también involucró a los otros candidatos con su silencio.

Olvidó su fiscalización

Para el constitucionalista Santistevan, el Legislativo desconoció su atribución fiscalizadora al no escuchar ni siquiera el informe oral de la presidenta. Según el inciso 17 del artículo 158 de la Constitución Política del estado (CPE), una de las atribuciones de la Asamblea Legislativa es controlar y fiscalizar los órganos del Estado y las instituciones públicas.

El abogado recordó que la Presidenta tiene -por atribución constitucional establecido en el artículo 172 numeral 12 de la Carta Magna-, brindar un informe anual a la Asamblea legislativa.

Añadió que el informe de Áñez está vinculado al cumplimiento del artículo 235 numeral 4 de la CPE, que se refiere a la rendición de cuentas al que están obligados todos servidores públicos. “Pero al haber bloqueado este informe, lo que ha hecho la Asamblea es desconocer su atribución de fiscalización”, ratificó Santistevan.

También dijo que la Presidenta no informó nada sobre la salud de la economía del país, ni las medidas que está encarando su gestión. "Lo que hizo fue un discurso de política callejera en plena pandemia y campaña electoral", concluyó.