Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez consideró este miércoles que cambiar las normas para mandar más es ir en contra de la libertad, después de que el Movimiento Al Socialismo (MAS) modificara el reglamento de la Cámara de Senadores, que elimina la necesidad de contar con los dos tercios de votos en esa instancia para aprobar determinados temas.​​

La democracia responde a la pregunta ‘quién manda’. La respuesta es ‘manda la mayoría. La libertad responde a la pregunta hasta dónde manda esa mayoría. La respuesta es hasta donde marca la ley. Por eso cambiar leyes para mandar más va contra la libertad”, expresó Áñez a través de su cuenta en Twitter (@JeanineAnez).

Ayer, en la última sesión del Senado, el MAS sorprendió a sus opositores con la modificación de 10 artículos y la disposición final segunda de su Reglamento General para que la necesidad de contar con votos de dos tercios sea reemplazada por mayoría absoluta en decisiones de temas como el ascenso de generales de la Policía y las Fuerzas Armadas o la designación de embajadores, entre otros.

Este hecho generó la indignación de los sectores opositores al MAS, porque creen que se hizo el cambio a medida del nuevo Legislativo, en el que el Movimiento Al Socialismo ya no tendrá dos tercios.

En ese sentido, el líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, calificó la medida del MAS como una maniobra inaceptable e ilegítima”. Continúa el autoritarismo, el abuso y el sometimiento de la Asamblea Legislativa”, agregó Mesa mediante sus redes sociales.

Entre tanto, el líder de la alianza Creemos, Fernando Camacho, afirmó que la eliminación de los dos tercios en el Senado afecta de manera muy grave al funcionamiento de la democracia y a la representación de las minorías.

Por eso, vamos a poner en marcha los mecanismos jurídicos necesarios para resistir ese atropello. El MAS nunca dejará atrás su impulso dictatorial”, puntualizó Camacho.