Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez convocó este 6 de agosto a los candidatos de todas las fuerzas políticas a firmar el acuerdo nacional por los bonos, para que se pueda entregar la iniciativa de salud y repetir, entre enero y febrero de 2021, la cancelación de los beneficios familia, canasta y familia.

Explicó que en Bolivia solo existen dos caminos, uno de quienes apoyan la dotación de recursos a las familias afectadas por la pandemia del Covid-19 y otros, que rechazan eso. “Se está con los bonos o se está en contra”, manifestó.

Al inicio de su intervención, la mandataria dijo: “Hago un llamado a la conciencia de los asambleístas del MAS, que se pongan la mano al pecho y liberen el dinero para pagar el bono Salud. Como ustedes saben, la pandemia no solo golpeó la salud de los bolivianos, también la economía de las familias, en especial a los más pobres”.

Antes había asegurado que no existe ningún proyecto para que su Gobierno prorrogue de forma innecesaria su mandato e instó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) “seriedad” para no estar moviendo deliberadamente la fecha de los comicios generales.

Su mensaje a la Nación fue dado fuera de la sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), pues bajo el argumento de que no dio su informe por escrito a la directiva de la ALP la sacó del programa oficial. 

En su discurso, la mandataria remarcó las labores que realizó su administración para pacificar el país y ahora, enfrentando a la pandemia del Covid-19.

“Quiero decir muy claro lo siguiente, no existe ningún proyecto para prorrogar ni por un solo día el mandato de mi gestión. Siempre hemos dicho que vamos a ir a elecciones en la fecha que dicte el Tribunal Electoral, es ese tribunal, y no mi Gobierno, el que fija y mueve la fecha de las elecciones”, enfatizó la máxima autoridad nacional.

Lamentó que las autoridades electorales incurran en un “juego infantil” de “mover la fecha de las elecciones sin consultar a los candidatos”, provocando incertidumbre y movilizaciones que ocasionan inestabilidad política.

“Sean serios y dejen de mover la fecha, dejen de jugar con la fecha de las elecciones. El país no está ni para juegos por fechas electorales. Lo último que necesita Bolivia es un tribunal electoral jugando con la fecha de las elecciones y creando movilizaciones políticas”, reprochó Áñez.